Microsoft y la pérdida de la omnipotencia

13 Ene 2011

El 2010 fue el año del boom tecnológico. La aparición del iPad de Apple provocó una revolución en el mercado de gadgets electrónicos que trascendió las barreras de su mismo género, y fue trasladándose a otros tales como el de los móviles inteligentes y los ordenadores tradicionales.

Pero para Microsoft el 2010 también significó un año de cambios, ya que empezó a experimentar los primeros síntomas de caída en el porcentaje de “share” de sus productos. Esto quiere decir que el crecimiento de otras empresas despertó un pequeño temblor que se había mantenido acallado en Redmond durante más de dos décadas: la pérdida de la omnipotencia.

Pero cuidado, con esto no queremos decir que la compañía de Bill Gates se vaya a pique de un día para otro. Sin embargo, los números hablan por sí solos: en febrero de 2009 el sistema operativo Windows mostraba una dominación del 93.74 por ciento del mercado, pero luego dicha cifra bajó a 90.29 en diciembre de 2010.

Los expertos indican que el porcentaje continuará decayendo a lo largo de 2011, y vaticinan que probablemente Windows baje del 90% antes de junio. Los más pesimistas indican que Microsoft contará con un “share” del 63 por ciento del mercado de sistemas operativos para ordenadores en 2013.

¿Pero qué produciría semejante baja? La evolución de las tabletas electrónicas, por supuesto. La gran variedad de dispositivos inalámbricos dinamitarán la omnipotencia del SO creado por la compañía de Redmond y ni Windows 7 o Windows Phone 7 podrán salvar dicha situación. Una nube negra se asoma al horizonte de Microsoft. Habrá que ver cuánto tiempo pasa antes de que se desate la tormenta.

Enlace: Microsoft.