El 80% de los correos electrónicos son spam

6 Dic 2011

Sorprende el hecho de que el 80% del tráfico de correos electrónicos que se mueve en el mundo sea spam. Hagan la prueba, símplemente, visitando su bandeja de entrada, ¿cuántos de los e-mails que habéis recibido les interesaron?, ¿cuántos eran publicidad de seguros, descuentos, electrónica, etc, etc.?

La empresa de software de seguridad G Data ha publicado este informe donde detalla además otro tipo de datos, como los beneficios económicos que el spam reporta. Porque es innegable pensar que la plataforma del correo electrónico supone hoy de un elemento indispensable. Aún así, y por esta misma razón, también se ha convertido en una perfecta plataforma para ciberdelincuentes y estafadores que encuentran en el anonimato de la red su perfecta difusión. Estos “spammers” usarían numerosos trucos para engañarnos, y lo consiguen con muchos de nosotros, haciéndonos llegar ofertas alucinantes a través de nuestro correo que esconde, en la mayoría de los casos, un uso fraudulento detrás.  Los responsables de este estudio, asimismo, afirman: “Los correos electrónicos todavía constituyen un recurso importante entre los cibercriminales. Tanto es así que más del 80 por ciento del tráfico email es spam. En el pasado, los estafadores utilizaban archivos adjuntos infectados; ahora contienen enlaces que, mediante engaños y todo tipo de promesas, conducen a la víctima a sitios web maliciosos.” Además, con la llegada de los momentos señalados del año, como es el caso de la Navidad, el volumen de este tipo de correos aumenta.

Los datos que baraja el estudio son mareantes. A finales de 2010, una media del 83%  del tráfico de e-mails era spam, o lo que es lo mismo: unos 142.000 millones de correos electrónicos no deseados al día. En cuanto a los costes y beneficios de estos correos, G Data afirma que “se puede enviar un millón de mensajes por solo 399 dólares (298,9 euros), según el proveedor de servicio que se elija, y se encuentran disponibles listados de direcciones en función del público específico al que vaya dirigido el spam, por ejemplo, de personas aficionadas a los juegos online, de una región geográfica en particular o muchas otras categorías”.

Vía | Noticias Cuatro