Estudian el efecto de Facebook sobre la conducta adolescente

8 Ago 2011

Cuando hablamos de redes sociales es imposible dejar a Facebook fuera de la conversación. La plataforma creada por Mark Zuckerberg es un verdadero fenómeno en Internet, aunque varios especialistas aseguran que su uso compulsivo no es bueno para la salud, especialmente en los más jóvenes.

Un nuevo estudio asegura que la “sobredosis de Facebook” puede desencadenar desórdenes psicológicos en los adolescentes. La investigación fue llevada a cabo por un equipo de la Universidad Estatal de California comandado por el Dr. Larry Rosen, uno de los profesores de psicología más reconocidos de la entidad.

Según los especialistas los jóvenes que utilizan Facebook desarrollan una fuerte conducta narcisista. También se han visto casos de comportamientos antisociales, manía y tendencias agresivas en los adolescentes que tienen “fuerte presencia” (muchos amigos, por dar un ejemplo) en la red social.

Para realizar esta investigación se tomó un grupo de 1.000 adolescentes, poniendo especial énfasis en el comportamiento de 300 durante un período de estudio de 15 minutos. En dicho lapso se apreció que los estudiantes con calificaciones más bajas revisaban su cuenta de Facebook al menos una vez.

Pero esto no es todo, ya que los especialistas vieron que los estudiantes que chequeaban la actividad en la red social mostraban un nivel de retención de lectura más bajo que el normal. De todas maneras hay que destacar que no todo es negativo.

Según Rosen, los jóvenes asiduos a Facebook muestran un nivel muy desarrollado de “empatía virtual”. Esta conducta es destacable ya que les permite confortar a un amigo con problemas a pesar de no tenerlo cerca, teniendo una recepción muy positiva del otro lado de la pantalla.

Vía | Science Daily.



  • Siempre es interesante leer al respecto, pues son temas de suma importancia actualmente que deberían ser analizados más a fondo y tener una mayor difusión. De un tiempo para acá me interesan mucho estas cuestiones, pues de cierta manera van determinando el camino a seguir por la “Generación Y”, con lo cual podremos entender más a los jóvenes.