El dominio .com cumple 25 años

2 Mar 2010

El 15 de marzo de 1985 es un día especial, por lo menos en lo que respecta a Internet. Ese día se registraba symbolics.com, el primer dominio .com del mundo.

Meses antes de esa fecha, había sido aprobado el sistema DNS (Domain Name Server) que es el encargado de traducir las largas y complicadas direcciones IP en nombres y palabras que sean fácilmente recordables.

Ese mismo año también registraron sus dominios las empresas BBN, Think, MCC, Dec y Northrop.

Al primer año de existencia del sistema, sólo seis empresas estuvieron interesadas en registrar su dominio, y para llegar a la cifra de cien registros tuvo que pasar un lapso de dos años. A la extensión .com le siguieron .mil, .net, .org, .gov, .edu, .int y las extensiones territoriales.

De acuerdo a la empresa de seguridad informática Verisign, proveedora de las direcciones de Internet .com y .net, existen más de 192 millones de direcciones y el dominio .com es el más utilizado, sobrepasando los 80 millones de registros en todo el mundo.

Algunos números

De acuerdo a un informe dado a conocer por Verisign los dominios más utilizados luego de .com son las extensiones .cn que corresponde a China, le sigue Alemania con 13 millones de registros, y en tercer lugar se encuentran los dominios .net y .uk, que corresponde a Gran Bretaña. En la lista luego se ubican los dominios .org, .info, .nl para los Países Bajos, .eu para Europa y finalmente .ru para la Federación Rusa. Cabe destacar que el 11% de los dominios .com y .net no poseen actividad actualmente.

Según la empresa de seguridad, los dominios territoriales, es decir las extensiones del tipo .ar para Argentina o .cl para Chile por ejemplo, superan los 78 millones de registros.

Cuando comenzaba el auge de Internet, surgía la práctica del registro preventivo de marcas por parte de terceros no vinculados con las mismas y dado lo sencillo y económico del proceso, algunos usuarios ingresaban incluso hasta cientos de dominios. Esto llevó a que algunos años después se plantearan importantes litigios por la propiedad de los registros.