Detienen a dos hackers por un ataque a AT&T

18 Ene 2011

A mediados del año pasado, los servidores de AT&T habían sufrido un ataque que había expuesto miles de direcciones de correo electrónico de usuarios del iPad (vendido por la mencionada empresa de telecomunicaciones).

En su momento la policía había realizado un allanamiento en la casa de un sospechoso, conocido como Andrew Auernheimer, encontrando información que lo implicaba al hecho.

Finalmente, después de seis meses la justicia estadounidense indicó el arresto oficial de dicho hacker y de su colaborador: Daniel Spliter.

Ambos piratas informáticos fueron puestos en custodia bajo los cargos de “conspiración para acceder a una computadora sin autorización, y fraude”. Ahora tienen que esperar a que se dicte una sentencia, que podría incluir un tiempo en prisión y el pago de una abultada multa.

Lo que hicieron los hackers fue crear un script que emulaba el comportamiento de un iPad 3G e introducirse en los servidores de AT&T. Una vez allí hicieron correr una serie de números hasta dar con la clave correcta para ingresar a la base de datos de clientes/usuarios de la tableta de Apple y “cosechar” sus direcciones de correo electrónico junto a otros datos sensibles.

Por supuesto, los detenidos hicieron hincapié desde el primer momento que se trató de una situación de “fuerza mayor”, para demostrar las graves fallas de seguridad de la empresa de telecomunicaciones y exigir su posterior reparación.

Particularmente, me suena a excusa. Andrew Auernheimer (utilizando el apodo “Weev”) y su colega ya habían sido los culpables de hackear varios sitios de la comunidad judía para implantar mensajes antisemitas.

Además, ingresó en la página de MySpace de un joven de 22 años que se había suicidado, y modificó su foto de perfil para que parezca un zombie e introdujo animaciones y mensajes ofensivos. Por más que muchos traten de colocar a este tipo (no todos, no piensen que generalizo) de piratas informáticos como mártires, no dejan de ser delincuentes que escudan su cobardía tras una pantalla.

Enlace: AT&T.