El nuevo iMac 2011 y la imposibilidad de cambiar el disco duro

14 May 2011

Algunos días atrás la gente de Apple presentó la línea 2011 para sus populares iMac. Este año los “todo en uno” de la manzana incorporan varias novedades en lo que respecta a hardware, pero no todas han caído muy bien entre los usuarios. Por ejemplo, un grupo de técnicos llegó la conclusión de que no se puede cambiar el disco duro sin arruinar el equipo.

Según indicaron los especialistas, al tratar de mover o quitar la unidad de almacenamiento principal en el equipo los ventiladores encargados de la refrigeración se aceleran hasta el máximo hasta quemarse. De esta manera todo el hardware del equipo se ve comprometido. Aparentemente esto se debe a la búsqueda “del sistema cerrado perfecto”.

Este “inconveniente” que se da en los nuevos iMac se debe a que Apple reemplazó el tradicional conector SATA de cuatro pines por uno especial de siete pines. Además se ha incluido un firmware especial que controla la temperatura de las unidades de almacenamiento. Cualquier modificación extraoficial disparará los ventiladores y provocará el desastre.

La buena noticia, según los especialistas, es que sólo el puerto primario ha sido modificado de esta manera. Los usuarios todavía pueden usar el secundario para conectar el disco duro que deseen. Pero aún así estarán atados al almacenamiento original, por más que les guste o no.

Por el momento en la web ya se pueden ver quejas en varios foros debido a que antes Apple nunca había llegado a este extremo. Por ejemplo, las versiones anteriores de iMac requerían de un proceso complicado para quitar el disco duro original, pero a pesar de la dificultad era posible hacer el recambio.

Algo similar ocurre con la batería del iPhone, la cual no se puede extraer muy fácilmente, pero que al fin y al cabo se quita con un poco de esfuerzo. Parece que “don” Steve no quiere dejar ninguna brecha para que los usuarios modifiquen sus equipos por sí mismos.

Vía | ExtremeTech.