Los cigarrillos electrónicos serían más sanos que los tradicionales

18 Dic 2010

El cigarrillo es uno de los vicios que más afectan a la sociedad actual. Dejarlo es realmente difícil (lo digo por experiencia), y los métodos alternativos para reemplazar el tabaco no siempre son efectivos. Con el objetivo de que los ciudadanos dejen de fumar, hace un par de años se pusieron en circulación los cigarrillos electrónicos o e-cigarretes, en Estados Unidos.

Son pequeños inhaladores de nicotina a batería que ayudan a la gente a dejar el vicio. Sin embargo, desde su aparición se han realizado investigaciones sobre si realmente ayudan a los usuarios o si son igual de dañinos que los cigarrillos convencionales.

Recientemente los estudiosos de la Escuela de Salud Pública perteneciente a la Universidad de Boston llegaron a la conclusión de que los e-cigarretes son mucho más “sanos” que los cigarros tradicionales y que realmente ayudan a abandonar el hábito de fumar todos los días.

Esta investigación también indica que un cigarrillo electrónico es mil veces menos cancerígeno que el tabaco tradicional, y que los compuestos químicos que forman parte de estos gadgets no tienen un efecto nocivo sobre la salud de los usuarios.

De esta manera el estudio contrasta totalmente con el que había realizado la FDA (Food and Drugs Administration), que durante enero del año pasado había planteado la posibilidad de quitar los e-cigarretes del mercado ya que alegaba que sus componentes presentaban un nivel de riesgo desconocido para los fumadores.

Por el momento la organización no ha emitido opinión sobre la investigación de los estudiosos bostonianos. Habrá que ver si en los próximos días se pronuncia al respecto.

Fuente: Engadget.