G-Drive, el servicio de almacenamiento de Google, podría ver luz en abril

30 Mar 2012

Si preguntan, Google gana más titulares con sus Doodles que con sus herramientas y servicios adicionales. Aún así la empresa no desiste con sus planes de convertirse en esa potencia que termine acaparando Internet tal como si fuese el Skynet de Terminator.

Hace no mucho hablábamos de G-Drive, su servicio de almacenamiento en la nube. Esta semana, justo cuando finaliza marzo, se dejan ver nuevos elementos que podrían demostrar lo que la compañía pretende moldear con esta incursión.


El primer detalle que resalta es su fecha de lanzamiento, situado entre rumores para los primeros días de abril. Pese a que muchos medios le dan publicidad gratuita diciendo que es el competidor directo de Dropbox o el Skydrive de Microsoft, si tomamos como referencia sus cualidades de almacenaje, queda muy por detrás de estos servicios.

Se estaría hablando de una capacidad gratuita de 1GB, la misma cifra con la que Google rompió paradigmas al entrar en el mercado de los correos electrónicos hace par de atardeceres pero que viene corta ahora al medirla incluso con el registro virtual del Kindle de Amazon (unos 5 GB).

La interfaz sería igual, por no decir idéntica, a la de Google Docs y se complementaría tanto con una aplicación para escritorio como para la Web, aunque no se sabe aún si integrándose por completo con todo el ecosistema de la compañía (tomando en cuenta la aparición de Play y de la unificación de los términos de servicio, es probable que así sea).

El valor añadido y que lo diferenciaría dentro de toda esta movida económica sería su inclusión dentro de Google Apps, el paquete empresarial que se maneja entre la modalidad de cobro y de gratuidad. También añadiría un API que permitiría a terceros aprovechar este (limitado) almacenamiento.

Hasta ahora se siguen lanzando botes de humo, pero Google ha logrado crear las expectativas necesarias para comercializar sus productos. Bastaría ver si esto resulta suficiente para no caer en el mismo agujero negro en el que ya han caído inventos como Google Wave.

Vía: –Business Insider