Se consigue crear mini Big Bangs con el LHC

8 Nov 2010

¿Recuerdas aquello de la «Máquina de Dios»?, aquella máquina diseñada por científicos de todo el planeta para intentar reproducir como fue el origen del universo según la teoría del Big Bang ha comenzado a dar sus frutos.

Es que los científicos han logrado reproducir lo que serían «Mini Big Bangs» mediante la colisión de iones de plomo, lo que es el primer paso y que le da una gran cantidad de datos a los científicos para comenzar a analizar las diversas informaciones que esto ha arrojado y así poder pensar en realizar colisiones aún más grandes.

El LHC es un colisionador de Hadrones, diseñado para conocer como ha sido el origen del universo mediante la teoría del Big Bang, y luego de varios años de construcción y estudio, ha comenzado a dar los frutos del esfuerzo.

Imagínate que este colisionador de Hadrones posee más de 27 kilómetros de largo, y ha podido soportar temperaturas superiores a 1 millón de veces la temperatura central del Sol, aproximadamente un billón de grados Celsius. Esta temperatura permite convertir los protones en materia sub-atómica (Quarks y Gluons) que flotan como plasma.

Según el CERN, Centro Europeo de Investigación Nuclear, esta colisión ha permitido que se pueda conocer como era el universo segundos después de haber ocurrido el Big Bang, en donde se supone que el universo estaba formado por plasma.

Parece que ha llegado el momento de saber si la, hasta ahora, teoría del Big Bang es factible y permite ser desarrollada a bajo nivel para estudiar tanto su procedencia como su desenvolvimiento.

Un gran avance para la ciencia y ,supongo, un gran problema para la iglesia, que deberá dar su descargo ante las preguntas que estos avances pueden generar en cuanto a las diferentes versiones que la religión cristiana tiene sobre el origen del universo.