Google pagará US$ 500 millones de multa por publicidades ilícitas

25 Ago 2011

Tiempo atrás surgió la noticia de que Google Inc. había sido denunciada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos por la aparición de anuncios ilícitos en el servicio AdWords. Una vasta investigación demostró que varios anunciantes pertenecían a farmacias canadienses que vendían medicamentos ilegalmente a su vecino del sur.

Ahora la firma de Mountain View tendrá que hacerse cargo de una multa realmente importante: 500 millones de dólares. Este es, según las autoridades norteamericanas, uno de los castigos económicos más importantes que se ha aplicado hasta el momento por una denuncia de este estilo.

Vale tener en cuenta que el pago de la multa equivaldrá a la pérdida de un 22% de las ganancias obtenidas por el gigante del buscador durante el último trimestre. De todos modos los californianos sabían que esto podía suceder y ya tenían apartada una cifra aproximada desde el pasado mes de mayo.

Según el Departamento de Justicia, la suma acordada cubrirá las ganancias que las farmacias canadienses obtuvieron de clientes estadounidenses. En lo que respecta a Google, un vocero de la firma aseguró a The New York Times que los anuncios farmacéuticos ya fueron bloqueados aunque reconoció que no tendrían que haber sido aceptados desde el principio.

Pero el acuerdo entre el gigante del buscador y las autoridades parece que no se limita únicamente al dinero. Los californianos serán obligados a revisar los parámetros del programa AdWords, con el objetivo de modificarlo para evitar el uso inapropiado del mismo.



  • Pregunto ¿quién se queda ahora con esos 500 millones, el gobierno? Otra cosa: deberían cerrar esas farmacias!

    • Joe90

      Exacto, y quien multará y cerrará esas farmacias que venden productos prohibidos para un país cuya farmacodependencia sigue creciendo desmesuradamente?
      En lo personal, debería de multar y agarrar a quienes compran esos productos. La culpa no es del que anuncia, sino del que los compra y que por su misma culpa se han convertido en ilegales.