TomTom se disculpa por vender datos a la policía holandesa

30 Abr 2011

Desde que salió a la luz el fiasco del rastreo del iPhone 4 se han desatado acalorados debates acerca de la privacidad de los usuarios. ¿Hasta qué punto pueden entrometerse las compañías en los movimientos de sus clientes? Parece que esta pregunta todavía no tiene respuesta ya que siguen apareciendo nuevos casos de seguimiento de personas.

A los ya conocidos ejemplos de Apple, Android y Windows Phone 7 hay que mencionar a TomTom. La firma europea es una de las más reconocidas en la fabricación de navegadores portátiles con GPS, y recientemente tuvo que pedir disculpas a sus clientes después de haber vendido datos de los usuarios al Gobierno y a la policía de Holanda.

El problema en sí no fue que se haya entregado la información a las autoridades, ya que la compañía lo había hecho público previamente. Cuando la corporación anunció que las ganancias del primer cuarto del año habían sido pobres se indicó que tendrían que obtener ingresos secundarios con la venta de información.

Lo que realmente provocó enojo en los usuarios de equipos GPS TomTom es que los datos fueron utilizados por la policía holandesa para colocar “trampas” en calles donde la gente solía transitar en una velocidad superior a la normal. El objetivo de la empresa era “colaborar en la creación de un flujo de tránsito más eficiente y seguro”, pero las multas no han caído bien en los conductores.

Desde TomTom enviaron un comunicado a todos los usuarios holandeses para pedir disculpas por las molestias, y adjuntaron la explicación necesaria para que la recolección de datos de posicionamiento sea cancelada.

Vía | PC Mag.