Un juez británico podría fallar a favor de acusados de piratería

15 Feb 2011

En los últimos meses se han dado situaciones bastante particulares en varios países, especialmente en Estados Unidos y el Reino Unido. Es que muchas empresas decidieron demandar a clientes de Internet por haber (supuestamente) compartido material multimedia a través de la web, infringiendo el Derecho de Autor.

Sin embargo en territorio británico se está sentando un precedente importante. Por primera vez un juez tiene el coraje de enfrentar a las compañías demandantes, asegurando que no pueden demandar a alguien por el simple hecho de que su dirección IP apareció en una lista de vigilancia.

“Las direcciones IP no son personas, y ustedes lo saben”, remarcó el Juez Briss a los abogados que representan a MediaCAT Limited, una empresa que demandó a 27 individuos porque supuestamente compartieron material pornográfico con Copyright sin el consentimiento de los creadores.

El magistrado indicó que lo que hicieron los demandantes fue rastrear al cliente de un servicio de Internet, pero no pueden asegurar que haya sido quien compartió el material en cuestión. “Dicha persona podría haberle prestado el ordenador a otra, o un tercero podría haber ingresado a su red Wi Fi para descargar pornografía ilegalmente”, aseguró el juez a cargo de la causa.

Según la sección s16(2) del Acta de Copyright, Diseños y Patentes del Reino Unido, la violación del Derecho de Autor se produce cuando una persona divulga contenido protegido sin autorización, o permite que otras personas lo hagan. Pero el magistrado indicó que no puede haber una violación a dicha reglamentación debido a que los abogados no tuvieron los medios suficientes para acusar consistentemente a una persona en particular, sino a una dirección IP que fue rastreada.

Todavía no se sabe cómo acabará esta novela, pero de fallar a favor de los acusados en Reino Unido se estará sentando un precedente interesante en la batalla entre corporaciones y usuarios de servicios p2p.

Fuente: Ars Technica.